Publicado por & archivado en FMB, Noticias.

Familia Martínez Bujanda aúna en la elaboración de sus vinos los últimos avances tecnológicos y el respeto por la tradición

La tecnología aplicada a la viticultura es un recurso que Familia Martínez Bujanda emplea para buscar la excelencia en sus vinos. Pero eso no implica dejar de lado los recursos naturales y tradiciones. Por eso, en nuestras bodegas combinamos los últimos avances tecnológicos con otras técnicas procedentes de la costumbre. Entre ellas, algunas relacionadas con la biodinámica.

La biodinámica consiste en aplicar distintos elementos y residuos naturales para incidir sobre la tierra cultivada y sus defensores la consideran más como una forma de vida que como una técnica agrícola.

El elemento más importante que interviene en la producción de vino en este sentido es la luna, ya que los ciclos lunares generan campos magnéticos que suben y bajan la savia y todos los fluidos de las plantas, así como las mareas. De esta forma, es beneficioso podar con luna menguante porque la savia no fluye con tanta fuerza, está más concentrada en la raíz y la vid cicatriza más rápido.

Actualmente, hay alrededor de 20 bodegas biodinámicas en España. En Europa, es Alemania el país que más ha apostado por este tipo de vinos, seguida muy de lejos por Francia e Italia. Esta corriente llega de Centroeuropa, donde existe un mayor aprecio por los productos ecológicos y artesanos.