Historia

Nuestra historia

Cinco bodegas conforman Familia Martínez Bujanda: Finca Valpiedra (DOCa Rioja), Finca Antigua (DO La Mancha), Finca Montepedroso (DO Rueda), Viña Bujanda (DOCa Rioja) y Cosecheros y Criadores (Vinos de la tierra de Castilla), todas ellas con un denominador común: la elaboración de vinos a partir de viñedos propios, pero con la diversidad y riqueza de zonas muy diferentes de cultivo.

Joaquín Martínez Bujanda fundó la bodega original en Oyón (Álava), en 1889, entonces ya con el concepto claro de elaborar vinos a partir de sus propias viñas en contra de la tendencia general de Rioja impulsada por el desastre filoxérico bordelés.

La expansión familiar comenzó en 1951 con Cosecheros y Criadores, una bodega pensada desde su origen para la exportación de vinos y que hoy comercializa en el exterior el 60% de la producción bajo la indicación Vinos de la Tierra de Castilla. Cosecheros y Criadores es innovación pura, desde la versatilidad de sus vinos, a sus envases, con la que familia Martínez Bujanda se ha adaptado siempre a las necesidades y requerimientos del mercado.

En los años 90 del siglo pasado, los hermanos Carlos y Pilar, cargados de experiencia tras muchos años de trabajo con su padre, deciden emprender un nuevo proyecto basado en la filosofía, el Leit motiv, de Familia Martínez Bujanda: la elaboración de vinos de finca.

En 1997 comienzan la construcción de Finca Valpiedra, una bodega integrada en un excepcional paisaje sobre uno de los grandes meandros del Ebro en el límite entre las localidades de Fuenmayor y Cenicero. Apenas dos años después, Carlos y Pilar se ‘enamoran’ de un espectacular e irrepetible viñedo de una de las zonas más extremas para el cultivo del país y donde desde el año 2003 se integra Finca Antigua.

La familia de viticultores decide a partir del año 2009 embotellar toda la producción del resto de sus viñedos de Rioja e inauguran Viña Bujanda.

Hasta entonces centrados en la elaboración de vinos tintos, Familia Martínez Bujanda aborda en el año 2008, con la compra de 25 hectáreas de viñedo y la construcción de Finca Montepedroso (inaugurada en el 2012), la elaboración de blancos con la personalidad de un singular terruño en el mismo corazón de la DO Rueda.